Actividades del orientador

El orientador de Kumon tiene dos actividades principales: la orientación de los alumnos y la gestión del negocio.


Orientación de los alumnos

En el método Kumon no se enseña al alumno cómo resolver los problemas propuestos. La idea es inducir al alumno a que utilice sus conocimientos para solucionar, sólo, los ejercicios presentados, desarrollando de esta manera la capacidad de solucionar problemas en el niño.

El material didáctico incluye desde contenidos básicos del nivel Pre Escolar hasta asuntos de Enseñanza Secundaria. Los ejercicios comienzan en un nivel fácil y van hasta un nivel de complejidad mayor, organizados de tal modo que el grado de dificultad aumente gradualmente, de modo muy suave.

El papel del orientador es analizar la habilidad académica de cada niño y hacerlo avanzar por medio del estudio de contenidos más adecuados a su capacidad a cada momento. El orientador orienta al niño para que alcance siempre la satisfacción de haber logrado estudiar por sí mismo, sintiendo el placer del aprendizaje y, así, expandir cada vez más su capacidad e interés de aprender.

Para ello, el orientador realiza las siguientes actividades:

1. Planeamento del estudio de los alumnos

El orientador analiza los deberes hechos por el alumno y, con base en los resultados, define el contenido más adecuado para que sea estudiado en la unidad.

2. Orientación del estudio autodidacta

El orientador observa el estudio del alumno en la unidad, dándole instrucciones necesarias, según amerite la situación. Las lecciones concluidas son revisadas y es realizada la atribución de la calificación. En caso de que haya errores, el alumno es estimulado a notar los errores y corregirlas por sí mismo, recibiendo, en caso que sea necesario, pistas del orientador.

3. Comunicación con los alumnos

Al término de los estudios del día, el orientador revisa los resultados, identifica y elogia los puntos positivos, incentiva al alumno para que este se motive a buscar nuevos conocimientos y entrega las lecciones para hacer en casa, junto con las orientaciones necesarias para su realización.

4. Seguimiento constante de la situación de estudios de los alumnos

Los resultados de los estudios de los alumnos son registrados en el boletín apropiado y el orientador evalúa como está el avance, programando los estudios subsecuentes de la forma más adecuada al perfil y conocimiento de cada alumno

5. Perfeccionamiento de las técnicas de orientación

El orientador estudia el material didáctico para programar el contenido más adecuado a cada alumno, haciéndolo estudiar por su cuenta y de manera motivada. Participa de las reuniones y eventos ofrecidos por Kumon en cada región buscando el perfeccionamiento de las técnicas de orientación.


Gestión de la unidad

Para el crecimiento estable de la unidad, es necesaria una gestión eficiente que observe varios puntos, tales como:

1. Captación de alumnos

Es fundamental invertir en la divulgación de la unidad en su región, destacando los beneficios del método Kumon, sea por medio de anuncios, distribución de folletos, contactos con colegios u otras actividades. La empresa Kumon ofrece herramientas eficaces para este trabajo, además de ofrecer soporte en la divulgación

2. Comunicación con los padres

Es esencial crear un canal de comunicación con los padres desde el momento de la inscripción, oyendo atentamente y comprendiendo la situación del niño en el colegio y en la casa. Debe estar preparado para explicar la planificación de estudios en Kumon, como estar disponible para aclarar eventuales dudas. Además, después de iniciados los estudios, realizar reuniones periódicas con los padres para presentar la evolución del niño.

3. Selección y capacitación del equipo de asistentes

Una buena selección y capacitación del equipo es esencial para que los asistentes puedan contribuir con el desarrollo de los alumnos y el crecimiento de la unidad.

4. Administración financiera de la unidad

Para el crecimiento estable de la unidad es necesario planear y organizar la recepción de las mensualidades y del pago a los proveedores, empleados, etc.


Etapas hasta la apertura de la franquiciaSon siete las principales etapas para la apertura de la franquicia, que van desde la charla de presentación hasta la inauguración de la unidad.